La decisión dejó firme el decreto que impidió su instalación en dicha localidad.

Por una vez, la multinacional Monsanto no se saldrá con la suya: ayer informó que desistió del juicio contencioso administrativo (demanda de ilegitimidad) que había iniciado contra la Municipalidad de Río Cuarto porque no le permitió instalar en la ciudad una planta de experimentación con semillas, en el año 2013.

La noticia se difundió a través de la fiscalía municipal, que indicó que Monsanto Saic -la empresa más poderosa en el mundo en la producción de agroquímicos- desistió del juicio que había iniciado contra la Municipalidad, lo que deja firme y vigente el decreto oportunamente dictado por el entonces intendente Juan Rubén Jure, que rechazó la habilitación de la planta experimental en la ciudad.

“Esto da por concluido el proceso y a la vez impide a la firma la posibilidad de poder volver a reclamar en el futuro por la misma causa”, señaló el fiscal municipal Julián Oberti en declaraciones al diario Puntal de Río Cuarto, quien aseveró que desde el inicio de la nueva gestión del intendente Juan Manuel Llamosas se mantuvieron inflexibles en el objetivo de impedir la instalación de la planta experimental, ofreciendo pruebas y testimonios, en continuación de la política de su antecesor.

“Frente a esa postura inflexible fue que desde la representación legal de la firma decidieron desistir de continuar el juicio”, consideró finalmente Oberti.

A su vez, el ex intendente Jure celebró que “casi como una casualidad, recibimos esta buena noticia un 30 de octubre, cuando se cumplen 36 años de democracia. Y es como honrar a (el ex presidente Raúl) Alfonsín y a la democracia porque son las decisiones que tienen que ver con privilegiar el interés general y los derechos de los vecinos, frente a un interés particular”.
Jure aseguró que no había antecedentes de que un Estado municipal le dijera “no” a Monsanto, pero Río Cuarto lo hizo “por razones técnicas y para preservar la paz social, porque ya estábamos viendo lo que sucedía en los lugares donde Monsanto quería avanzar, como en Malvinas Argentinas”.

Vale recordar que, para la resolución del conflicto, fue crucial la intervención de la Universidad Nacional de Río Cuarto, además de la movilización de la ciudadanía, las fuerzas vivas, y diversas agrupaciones nucleadas en la “Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos”. La realización de un estudio de impacto ambiental que dio negativo a Monsanto fue crucial para que Jure decidiera prohibir “la posibilidad de que se instale Monsanto” por decreto, puesto que la firma ya venía construyendo la fábrica. La buena noticia es que la multinacional de granos no podrá volver a accionar contra el municipio, toda vez que desistió del juicio.

Fuente: Hoy Día Córdoba