Lo dispuso un juez tras una denuncia de presunto abuso.

Con carácter preventivo, un juez dispuso que todos los colaboradores del Festival de Doma y Folklore de Jesús María accedan a una capacitación obligatoria sobre la ley Micaela, sobre violencia de género. La resolución no puede desligarse de la reciente denuncia judicial que presentó una ex colaboradora en contra del presidente de la comisión del festival, Nicolás Tottis, por la presunta comisión de un delito en contra de su integridad sexual.La disposición del juez José Sartori, de los Tribunales de Jesús María, implica la asistencia obligatoria a la capacitación bajo pena de quedar excluido todo aquel colaborador que incumpla con esa medida. El magistrado explicó que la decisión reviste carácter meramente preventivo y que no implica ningún juicio de valor respecto de la investigación que viene llevando adelante –por vía separada– el fiscal Guillermo Monti, quien determinará si el hecho denunciado amerita o no imputación penal. La medida dispuesta por Sartori es novedosa, ya que, hasta ahora, la ley Micaela solamente obligaba a todas las personas que trabajan en los tres poderes del Estado nacional a recibir capacitaciones sobre perspectiva de género y violencia contra las mujeres.La capacitación sobre la ley Micaela será obligatoria, bajo pena de quedar excluido del evento En este caso, se trata de un evento con más de 50 años de existencia. La comisión organizadora agrupa a las 20 cooperadoras escolares que son dueñas del festival. La intención de esta medida judicial apunta también a ofrecer material informativo al extenso cuerpo de colaboradores y colaboradoras que, en su mayoría, o son menores o apenas pasaron la mayoría de edad y que en cada edición festivalera se cuentan por centenas. No quedarían exentos de la obligación de capacitarse sobre la ley ni los locutores, ni los payadores, ni los animadores de campo, ni ningún directivo, incluido el propio presidente Tottis.Paralelamente, el juez informó que ofreció a la denunciante del presunto abuso un tratamiento psicológico en el Polo de la Mujer y mencionó que el informe elaborado por el Equipo Técnico de Tribunales advirtió que existen elementos suficientes para inferir, al menos, que esa ex colaboradora sufrió daños psíquicos. Sartori ya había dispuesto en contra de Tottis, y en carácter preventivo, una orden de restricción de acercamiento de 200 metros de distancia hacia la presunta víctima, por un lapso de seis meses.

Fuente: Hoy Día Córdoba