Se trata de Kevin Riberi, quien se recibió de licenciado en Química en la UNRC. Egresó en marzo de 2019 con un promedio de 9,17. La Asociación de Química Argentina lo reconoció. Ahora el Conicet lo becó para el doctorado.

Kevin Riberi egresó en marzo de 2018 de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de la UNRC  con un promedio de 9,17 y sin ningún aplazo. Rindió la tesis con 10 y por su desempeño académico este licenciado en Química recibió el “Premio Asociación Química Argentina 2019”.

Oriundo de Jovita, y proveniente de una familia de trabajadores -su papá, camionero, y su mamá, ama de casa- este joven graduado también obtuvo una beca del Conicet para realizar su doctorado. Por estos días, en los laboratorios de la Universidad de Río Cuarto se dedica a trabajar para cumplir esta nueva meta.

En marzo de este año se recibió de licenciado en Química y el 1º de abril comenzó el doctorado.

Fue el 22 de noviembre pasado que Kevin recibió el premio de la Asociación Química Argentina, organismo que reconoce a los mejores promedios de todo el país, mayor a 8 y sin aplazos.

Todos estos requisitos y más cumple  Kevin Riberi, quien además mientras cursaba el secundario en Jovita obtuvo medallas de oro y bronce en las Olimpíadas Nacionales de Química.

Sobre el reconocimiento nacional recientemente obtenido, el joven licenciado dijo: “Recibir este premio es un reflejo de que fui una persona con mucha suerte. Tuve una familia que siempre me apoyó, tanto en la carrera que elegí como económicamente para vivir en la ciudad. Tuve un hermano que estudió lo mismo que yo y me guió con todo lo que implicaba la carrera, especialmente en los primeros años. Tuve compañeros excelentes, quienes siempre me ayudaron cuando los necesité, y son los que han hecho más fáciles las etapas más complicadas de la carrera”, expresó el joven químico.

En el secundario Kevin comenzó a mostrar interés por la Química, Física y Matemáticas. “Hice los tres primeros años en el IemJo, y después me pasé al IpeyaM San Carlos, justamente por su orientación en Naturales”, comienza diciendo a Puntal.

Asume que además su interés por estas materias se vio alentado por Jorge Robledo, un reconocido farmacéutico, profesor, quien fue el que en varias generaciones de jovitenses contagió el amor a la química.  “Creo que su influencia fue decisiva; él incentivaba la participación en Olimpíadas. Es a partir de ahí que yo definí lo que quería”, agrega el flamante graduado.

Es así que Kevin participó en dos competencias nacionales como estudiante secundario, en los años  2011 y 2012, y obtuvo medallas de oro y de bronce, respectivamente.

Jovita, semillero de químicos

Cabe destacar que son varios los estudiantes jovitenses, algunos de ellos hoy profesionales, que lograron destacado desempeño en esta especialidad. Tal el caso de Iván Riberi, hermano mayor de Kevin, quien también es doctor en Química.

Asimismo, el premio ahora obtenido por Riberi también lo logró otro jovitense años atrás,  Federico Agazzi.

Becario del Conicet

Apenas recibido, Kevin logró una beca del Conicet y ya está dedicado a lograr su doctorado.  La carrera de posgrado es dictada por la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales.

“Son cinco años. Estoy en el laboratorio de la UNRC haciendo experimentos para ir desarrollando el plan de tesis. También hago cursos, participio de seminarios”, detalla.

Sobre cómo planea su futuro  dice que le gustaría dedicarse a la investigación. “Mi proyección es esa. No sé sobre qué tema o dónde, pero tengo en claro que esto es lo que quiero hacer”, asegura a este medio.

Estudiante comprometido

Kevin Riberi dijo que para él “es un orgullo haber estudiado en una universidad pública. Una universidad gratuita sin la cual muchos de sus estudiantes no hubiéramos tenido la posibilidad de estudiar. Una universidad de calidad, con grandes docentes formándonos durante nuestra carrera. Una universidad que brinda un montón de espacios, más allá de lo académico, que te ayudan en tu formación profesional y como persona. Una universidad que sentí propia y que me deja los mejores recuerdos”.

Riberi fue secretario general del Centro de Estudiantes de Exactas en el periodo 2016-2017, presidente del Centro de Estudiantes de Exactas (2017-2018), consejero directivo por el claustro estudiantil (2016-2018), consejero superior (2018-2019) y tutor par (2016-2018). Además, fue ayudante de segunda (2015-2017) en el Departamento de Química y obtuvo una Beca Estímulo a las Vocaciones Científicas (convocatorias 2017 y 2018).

Actualmente es becario de Conicet y está realizando su doctorado en Ciencias Químicas.

“Espero poder llevar a cabo de la mejor manera posible mi tesis de doctorado y poder hacer mi pequeño aporte desde Río Cuarto a lo que es la ciencia argentina”, finalizó este joven graduado.

Fuente: Puntal