El episodio se dio en la escuela Dalmacio Vélez Sársfield, donde el 15 por ciento de los alumnos llegó con rastros de alcohol en su cuerpo. La directora dijo que pidió el procedimiento porque los chicos “no estaban en condiciones”.

La  directora de la escuela Dalmacio Vélez Sarsfield de Las Varillas, Graciela Ale, solicitó un procedimiento de control de alcoholemia cuando notó que algunos de sus alumnos de sexto año “no se encontraban en condiciones” para asistir al primer día de clases.

La autoridad escolar llamó a la Policía Municipal y requirió que personal de Tránsito se hiciera presente en la institución para realizar un control de alcoholemia a los jóvenes afectados. Los resultados arrojaron que el 15% del total de jóvenes sometidos al procedimiento estaban alcoholizados.

“Nos sorprendió porque es la primera vez que sucede. Cuando vimos que un grupo grande estaba en condiciones diferentes al resto, dimos una alerta”, dijo a Cadena 3 la directora.

Al ser consultada sobre cuál fue la reacción de los padres, Ale contó: “Llamamos a los padres y les pedimos que los vinieran a retirar. Nos apoyaron y agradecieron”. “Los chicos pidieron disculpas y admitieron que había habido un exceso innecesario. No se los sancionó, se hicieron actas de acuerdo”, informó la directora.

Según Gustavo Vázquez, secretario de Gobierno de Las Varillas, el test realizado es un procedimiento “totalmente legal”. El funcionario explicó que la policía de tránsito acudió ante un pedido de la máxima autoridad del establecimiento, cuestión que “está permitida”.

La acción se llevó adelante puertas adentro del establecimiento y sin previo aviso a los padres de los alumnos.