Todos pagan más, hasta casi el 1.200%, salvo los dueños de wiskerías. Según el proyecto de ordenanza impulsado por el intendente de Rodríguez Saá y votado por unanimidad en el Concejo Deliberante de Justo Daract.

La noticia es sorprendente por todos lados, el jefe comunal asume el 10 de diciembre y a los pocos días se aplica un aumento en su salario, pasa de cobrar $ 50.000 mensuales a $ 120.000, el beneficio alcanza a los funcionarios de la cartera municipal y a los legisladores.

No conforme con semejante gesto, en medio de la crisis económica, Alfredo Domínguez, ultra defensor de la dinastía Rodríguez Saá, giró la nueva tarifaria para el año en curso. Todos los impuestos se incrementaron de forma extraordinaria, van del 600% al 1.200%. Todos, salvo las wiskerías, la visión de  Domínguez y los concejales establece que en ese rubro los impuestos deben bajar. En 2019 el municipio percibía la suma mensual de $ 1.500, ahora se establece que la suma es de $ 750.

(En color rojo el valor de los nuevos impuestos, en color negro lo que pagaban los contribuyentes el año pasado)

El escándalo tiene una arista muy importante, en el año 2012 el entonces Gobernador Claudio Poggi impulsó un proyecto de ley para el cierre de whiskerías, prostíbulos, cabarets o burdeles que promuevan la prostitución. La norma fue sancionada y promulgada en aquel entonces y tiene plena vigencia. El intendente Domínguez viola la legislación vigente y beneficia a los dueños de las wiskerías.

Movilización en Justo Daract

Minutos antes de las 19 de este sábado comenzaron a llegar los primeros pobladores y comerciantes a la Plaza San Martín. Ya cuando eran alrededor de 150 se movilizaron hasta la Municipalidad y luego al Concejo Deliberante.

“No al impuestazo”, “emergencia económica para el intendente y legisladores también”, “atrás con el impuestazo”, “Justo Daract en lucha”, “revean tarifas”, pidieron y llevaron imágenes de los concejales y de Domínguez para repudiar la aprobación del nuevo cuadro tarifario.

MARCHA IMPUESTAZO 1

Otros optaron por llevar cornetas, latas y cacerolas. Todos resaltaron la preocupación por el aumento del 600% que comenzó a regir desde este mes y que significa un golpe para el bosillo de los daractenses. También rechazaron el incremento en los sueldos del intendente y de los ediles.

La manifestación se realizó de manera pacífica y sólo se limitaron a aplaudir durante todo el trayecto y frente a los dos edificios. No asistieron funcionarios ni legisladores.

El próximo miércoles habrá una reunión entre el intendente y comerciantes de Justo Daract. El encuentro se convocó en medio de una preocupación generalizada.

La suba en las tasas y tarifas tuvo el aval de todos los concejales; los albertistas Noel Alcaraz, Miguel Miranda, Anabel Cano, Fabiana Michis, Marina Batista, Marisa Lucero y Graciela Cortes (Frente Justicialista de Todos); los radicales ceballistas Ramón Guerrero y Roberto Flores (UCR por San Luis”); y la adolfista Natalia Moure (Juntos por Daract).

MARCHA IMPUESTAZO 3

Fuente: El Puntano y El Chorrillero