El fenómeno que despertó interés alrededor de todo el país dejó imágenes impactantes.

El fotógrafo huinquense Pablo Gabriel Ayala estuvo en la localidad de Coronel Baigorria captando las imágenes del eclipse solar ocurrido este martes 2 de julio.

Como se autodenomina en las redes sociales, tiene una pasión por su profesión y una constante necesidad de mostrar a sus seguidores sus trabajos.

Las imágenes tomadas se realizaron luego de una velada de trabajo de varias horas, como parte de su actual proyecto de tomar fotografías a los distintos fenómenos astronómicos que vienen ocurriendo en este último tiempo.

«Fue una experiencia única y agradezco poder haberla vivido. La verdad venía con esto desde enero, en donde se desarrolló el eclipse lunar, y bueno ahora con el eclipse solar fue un poco el cierre de este trabajo que me apasiona», explicó Pablo Ayala.

«Tomé las precauciones necesarias en el cuidado de la vista, use un lente especial para la cámara y me ubique en un sector con cielo limpio para que las imágenes fueran únicas»

«Compartí en las redes sociales un par de fotos, pero en el transcurso de los días voy a ir mostrando más de mi trabajo», aclaró el fotógrafo.

«No tengo más que palabras de agradecimiento, tanto a mi familia que me acompaña en todo, como a quienes me acompañaron y estuvieron conmigo en ese momento», concluyó.

La hora clave

Las 17.40 fue la hora clave en que el día se hizo noche en Córdoba: el punto focal más alto del fenómeno en ese momento fue en Coronel Baigorria, a unos 200 kilómetros al sudeste de la capital provincial. Durante dos minutos las órbitas de la Tierra y la Luna estuvieron alineadas de tal forma que el sol quedó completamente bloqueado y la sombra del satélite natural se proyectó sobre la superficie terrestre.

La imagen puede contener: cielo y noche