La banda se dedicaba a comercializar estos productos a través de las redes sociales.

La Administración Federal de Ingresos Públicos logró dar con una organización que comercialzaba medicamentos y suplementos dietarios prohibidos y vencidos en Córdoba. 

De acuerdo a la investigación, la banda poseía locales comerciales de venta de suplementos dietarios y nutricionales. Estos últimos eran usados como fachada para la comercialización de medicamentos prohibidos, muchos de los cuales incluso estaban vencidos.

 

La banda vendía estos productos a través de las redes sociales y la maniobra de contrabando llegó a unos 28 millones de pesos.

Se secuestró documentación y elementos informáticos relevantes para la investigación. Gracias a este material la Justicia va a continuar investigando la estructura de ingreso y distribución de las mercaderías en el territorio nacional.

Las medidas fueron dispuestas por el Juzgado Federal N°3 a cargo de Miguel Hugo Vaca Narvaja.