La localidad pampeana de Intendente Alvear vive momentos de conmoción luego de que un joven entrerriano, ahora de 24 años, denunció públicamente al titular del convento de la Inmaculada Concepción por abuso sexual. Los hechos habrían sucedido hace cinco años cuando el muchacho ingresó al establecimiento católico para iniciarse en la vida religiosa. Podría haber más casos.

Vicente Suárez Wollert, un joven entrerriano de 24 años, publicó en su cuenta personal de Twitter y posteriormente en los medios de su provincia el martirio del que fue víctima y apuntó directamente contra el sacerdote quien era en ese momento encargado de dirigir el convento, al cual había arribado con la intención de hacerse monje a sus 19 años.

Según contó en las redes sociales y luego en una entrevista con Radio Costa Paraná 88.1, cuyas declaraciones fueron reproducidas por el sitio Entreriosahora.com, el superior abusó sexualmente de él en varias oportunidades. Acusó, además, que se comunicó en ese momento con el obispo para denunciar las atrocidades que vivió pero que «nunca lo escucharon».

Denunciaron por acoso sexual al cura de Alvear y él negó las acusaciones

Por su parte, ahora el cura negó las acusaciones. «Quiero hablar frente a esto que seguramente ha llegado a la mayoría, por el hermano Vicente, quien fue postulante hace tres años (…)», dijo el sacerdote Padilla en un audio enviado a un grupo de Whatsapp. «Hace mucho años que estoy en Alvear y hace muchos años que comparto la vida del colegio y quiero decirles, con serenidad, que estoy partido en mil pedazos, pero estoy tranquilo. Lamento mucho que hayan tocado al colegio y a los chicos. A cualquiera de los chicos y exalumnos, los puedo mirar a la cara«, dijo. «Este chico Vicente, lamentablemente, tiene alteraciones importantes y demostrables, pero eso se verá en su momento qué hay que hacer… Lo que pido hoy es una oración para que Dios me dé fortaleza. Quiero decirles que estoy acá  y espero que haya luz, que se esclarezca y que pase rápido porque es muy feo».

Padilla -conocido como el «cura carapintada»- y los Capuchinos Recoletos llegaron a Intendente Alvear en el año 2004 por pedido del entonces obispo Rinaldo Fidel Brédice. Tomaron a su cargo la parroquia y convento de la Inmaculada Concepción. Los frailes también tienen bajo su responsabilidad el Colegio Secundario Nuestra Señora de Luján.