Las detenciones fueron «por transgredir el aislamiento social, preventivo y obligatorio», dispuesto por decreto el viernes pasado, en el marco de la pandemia de coronavirus.

Tras el cierre del cuarto día de cuarentena, la Policía de Córdoba informó que ya son 1.320 los detenidos en todo el territorio provincial, por incumplir la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, establecida mediante decreto a nivel nacional.

«Todas estas personas han sido trasladadas a sede policial, puestas a disposición de los magistrados intervinientes», indicó la Policía.

La fuerza policial diagramó un plan de excepción para actuar ante la contingencia, que contempla controles en las rutas y en zonas urbanas. En este esquema se trabaja mancomunadamente con los intendentes, presidentes comunales y fuerzas de seguridad provinciales y nacionales.

Durante el primer día, desde que se sancionó el decreto, fueron detenidas 60 personas, entre ellas hombres y mujeres, que no pudieron explicar ni demostrar con certificados por qué estaban circulando, lo cual implica poner en riesgo al resto de la población.

Fuente: La Nueva Mañana