El siniestro ocurrió el domingo 17  alrededor de las 8 de la mañana, a unos 15 km al norte de Buena Esperanza por la autopista Prov. N° 55, más precisamente frente establecimiento La Dulce.

Un joven oriundo de Toay La Pampa llamado Gerardo Agustin Pereyra, de 21 años de edad, conducía de Mendoza con destino a La Pampa con una cantidad de 12.000 kilos de carne vacuna.

Según las declaraciones del chófer manifiesta que posterior de haber pasado un retorno, siente que el térmico del camión lo tira hacia lado izquierdo de la banquina, por el desprendimiento del techo, lo cual deja seguir sin realizar maniobra para no volcarlo y termina cruzando el cantero central hacia la otra arteria, perdiendo la totalidad de la carga, pero si evita que el rodado no se diera vuelta. Por su parte, el chófer sostuvo que se había comunicado con su patrón, el cual lo autorizó a que los transeúntes, entre ellos vecinos de Buena Esperanza, se llevaran la carne, ya que la misma estaba asegurada.