Los rumores comenzaron a surgir después de una caliente reunión ocurrida el lunes por la noche. Varias personas, mediante mensajes de texto, hicieron conocer que faltó unos $100.000 de la recaudación por el evento del aniversario de Realicó mediante las cantinas organizadas por distintas instituciones de la localidad.

El hecho fue denunciado oficialmente este miércoles por la tarde en la Comisaría Departamental de Realicó. Los uniformados ya han comenzado con las investigaciones correspondientes para aclarar lo sucedido.

De hecho la dependencia policial fue el lugar donde la urna con los fondos había quedado en custodia desde el momento en el que se la retiró del evento, hasta la reunión del lunes por la noche donde se constata el faltante.

¿Qué pasó en el medio? ¿Por qué de la suma que había sido ingresada en un momento a la urna, cuando se la abre faltan $100.000? Eso es lo que deberá aclararse rápidamente, teniendo en cuenta que en el medio hay mucha gente que colaboró, como siempre a honores y de manera solidaria, y hay muchas instituciones que no deben ser salpicadas por versiones equívocas o malintencionadas.

Hoy por la tarde se va a radicar una denuncia en la comisaría departamental de Realicó.

Según lo que pudo conocer IMPACTO de varias fuentes consultadas, el municipio local realizó una convocatoria a las instituciones como ocurre siempre en este tipo de eventos, que en esta oportunidad fueron 12, para que se ocupen de la gestión de las cantinas. Se llevaron a cabo las reuniones correspondientes para determinar qué cantinas manejaban cada institución, con todo el dinero obtenido se iba a hacer un pozo común, para luego en una reunión (la del lunes en la que se desata el escándalo) analizar el pago de los gastos de cada una de las instituciones para el armado de la cantina y de allí sacar el porcentaje en partes iguales que iba a recibir cada institución. Pero cuando se abre la caja, notan el faltante de $100000.

Esa noche habían funcionado unas 6 o 7 cajas, por cada una había dos responsables de distintas instituciones. Se iban haciendo rendiciones parciales durante toda la noche para no tener todo el dinero en las cajas. Había tres personas designadas una por cada institución que hacían la recolección parcial, se guardaba el dinero y después se contaba todo esa misma noche, con la presencia de un representante de cada institución.

De acuerdo a los relatos, en la jornada del evento cuando se hace la contabilidad había un número (que no trascendió) y cuando se trae el lunes la urna al centro cultural para la reunión con los distintos referentes de las instituciones, notan que faltaban $100000.

 

Fuente: Impacto Informativo